Estepa, camellos y acantilados


de nuevo en marcha

Tras el espectáculo estelar -nunca mejor dicho- de la noche anterior, me despierto aún más feliz de lo que me fui a la cama. Hoy nos ponemos de nuevo en marcha, este es un país muy grande y ¡hay tanto aún por ver!

En nuestro jeep se sube una señora mayor, mongola, con su precioso dell color dorado y un sombrerito que la protege del sol. La vamos a llevar al pueblo más cercano porque necesita ir al médico. Va muy callada todo el tiempo, adopta una pose majestuosa en la parte trasera del jeep, no nos mira mucho, parece que está acostumbrada a ver a los turistas que vienen durante los meses más cálidos a conocer algo de Mongolia.

la señora con su dell dorado

Tras dejarla en la aldea más cercana (es más aldea que pueblo) nos vamos internando en un paisaje más áspero, rocoso, donde predominan el polvo arenoso y los camellos bactrianos. De repente vemos una mancha de estos y nos bajamos para intentar verlos de cerca. Una increíble tormenta se desata, parece una tormenta de arena y lluvia, los cambios de tiempo son abruptos, y en 5 minutos puedes tener sol y calor, granizo, lluvia y frío, y de nuevo sol.

camellos

estepa desértica

Nuestro flamante vehículo va levantando una polvareda a su paso, no se ve mucho afuera, sólo estepa, amarilla, dorada, desértica. El horizonte, como siempre, infinito, y a lo lejos vemos algo que parece ser una cadena montañosa, no sabemos aún qué es. Al irnos acercando descubrimos que es una especie de acantilado, se llama Tsagaan Suvarga pero los guías mongoles las llaman White Cliffs para que los extranjeros entiendan el nombre. Son unas formaciones rocosas que me recuerdan un poco las chimeneas de hadas de Capadocia.

En White Cliffs

Acantilado blanco

Cuentan los guías que hace cientos de miles -quizá millones de años- esta zona estaba bajo el agua y estos acantilados de piedra caliza formaban parte de un lecho marino. Con el paso del tiempo, la erosión del viento ha dado una forma caprichosa a estas rocas, que tienen un brillante color blancuzco y que alcanzan una altura de unos 30 metros. Desde arriba se divisa todo un paisaje increíble, pero hay que tener cuidado al acercarse al precipicio, el viento es tan fuerte que te puede jugar una mala pasada. Disfrutamos de este lugar, de este momento, no sólo por lo bonito que es, sino porque cada vez nos llevamos todos mejor, se ha creado una gran complicidad entre todos nosotros, no sólo entre Susana, Gianluigi, Iván y yo, también con Gotov y Bayra.

la inmensidad a nuestros pies

Tras otra hora de viaje paramos en medio de la nada donde hay unas cuantas gers para pasar la noche. La condición de aislamiento es total aquí, aunque vemos la única indicación de “algo” que hayamos visto desde que salimos de Ulan Bator. Es un rústico cartel que anuncia el campamento de gers de Tsagaan Suvarga, a 13 km aproximadamente de donde estamos.

cartel

familia que nos hospedó

niños de la casa

Nos reciben como siempre, con leche de camella y unas galleticas. Estamos un rato con la familia conversando, viendo cuántos son, curioseando las fotos -la del caballo no falta, tampoco la de la plaza de Sukhbataar-. Como será habitual durante el viaje, una vez llegados al medio de “la nada” y haber conocido a la familia, nos vamos cada uno por su parte a dar un paseo. Alcanzo a Iván, y como ayer, nos vamos a caminar y caminar hasta que caiga el sol y volvamos para cenar algo. Nos volvemos a sentar en una roca y miramos al horizonte a través de los prismáticos. Vemos un campamento lejano, sin duda al que se refiere el cartel del camino, con gers y jeeps, camellos y caballos. Recuerdo haber sentido cierta melancolía estando aquí, pensando quizá, que el tiempo es tan limitado para ver y conocer todo aquello que queremos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s