llegó el largo invierno!


He estado un buen tiempo sin escribir pues entre la mudanza, la escuela y el trabajo no he tenido mucho tiempo, y cuando he tenido algunas horas sólo pensaba en descansar. Es lo que tiene trabajar, se tiene dinero pero faltan horas para el ocio. De todas formas no me quejo, estoy bien feliz de tener un horario, de volver a ganar un sueldo que además me permite el poder quedarme en esta ciudad durante el tiempo que dure la aventura.

Este fin de semana ha comenzado el invierno, sí, aunque hasta el 21 de diciembre se supone que no es oficialmente invierno, a Berlín ya llegó hace tiempo y la última semana se ha recrudecido, castigándonos con temperaturas máximas de 0ºC. Pánico me da pensar que aún quedan unos largos 4 meses de frío, de levantarse y ponerme camisetas, jerseys de lana, medias o leggins por debajo de los pantalones, calcetines y calcetines unos encima de otros, bufandas, gorros, guantes, abrigos, botas. Qué incómodo es el invierno! Y en Berlín, que en muchas casas hay que quitarse los zapatos antes de entrar es aún peor, pues la parafernalia de quítate la bota, arréglate el calcetín y el pantalón, es horrible. Cada noche cuando llego a casa de trabajar me siento en la escalera y me da mucha rabia tener que quitarme las botas, a veces se me hace una eternidad el momento de descalzarme.

Pero a pesar de la nieve, las placas de hielo en calles y aceras, el frío que cala hasta los huesos y anestesia el cartílago de las orejas, el gris plomizo del cielo, los cuervos graznando en los parques y tejas, a pesar de eso, Berlín se ve preciosa pues está vestida para la Navidad, con su lucecitas, sus árboles navideños, las velas y demás adornos en las ventanas de las casas, las coronas de adviento, las ferias de atracciones y sobre todo, los Weihnachtsmarkt (mercadillos de Navidad). Estos hacen que incluso al que no le ilusione la Navidad le parezca bonita esta época del año, pues estos mercaditos son toda una monería. Desde el famosísimo glühwein a los lebkuchen (galletas y dulces típicos de esta época), o las Spekulations (unas galletas con canela sabrosísimas), la venta de farolitos, velas, gorros, guantes, bufandas, adornos para el árbol de Navidad, generalmente manualidades lo cual les da un atractivo extra, todo ello hacen de estos mercadillos una atracción incomparable.

Prácticamente en cada barrio hay un Weihnachtsmarkt, siendo bien famoso el de Gendarmenmarkt (en el cual hay que pagar 1 euro para entrar), o el que está enfrente del Ayuntamiento, donde ponen una noria, pista de patinaje y demás atracciones. En el mercadillo navideño huele a madera quemada, a canela, a manzana caramelizada, a alegría, a nuevos sueños, nuevos proyectos.  Muchos amigos se reúnen a tomar un vino caliente y disfrutar de esta época del año que aunque ha perdido mucho de su significado original sigue siendo una fecha bien importante para las personas de países de tradición judío-cristiana, no importa si se es creyente o no, la Navidad forma parte de una experiencia colectiva, algo a lo que nos hemos ido acostumbrando por la de siglos que se celebra.

En Berlín y en Alemania en general es una época festiva, en las casas se hornean galletitas y dulces, los niños cantan los típicos villancicos navideños, y se ve más afluencia a la misa del domingo. Yo no soy creyente, pero la verdad tengo que confesar que me gusta ver estas tradiciones que llevan todo una vida y forman una parte tan importante para un gran sector de la sociedad. Creo que un país sin tradiciones tiene un futuro bien incierto.

Bueno, se acaban mis disertaciones navideñas, ya iré contando más los próximos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s