siguiendo el Spree


pastelería alemana

pastelería alemana

La pereza de ayer la he cambiado por la hiperactividad de hoy, he aprovechado el día soleado que ha salido y temprano en la mañana me he ido a correr, tengo que adelgazar los 8 kilos que he cogido desde que llegué a Berlín hace casi 7 meses, kilos ganados de una forma nada despreciable, se los debo a los bretzeln, a los spritzkuchen y todos los kuchen (tortas) habidos y por haber, a las wurst, a los kebabs, a la cerveza y sobre todo, a las tostadas con nutella de por las mañanas.

No me arrepiento de esos kilos de más pues disfruté mucho ganándolos, pero ahora me empiezan a molestar cuando veo que toda mi ropa de invierno del año pasado prácticamente no me entra. Así que al principio por una cuestión más de que economía que de salud y estética, decidí que tenía que terminar con el hábito más largo que he tenido desde que llegué a esta ciudad: la de comer de todo a todas horas. Espero mantenerme firme, aunque a veces en un ataque de dictador quisiera mandar a cerrar todas las panaderías, dulcerías y similares de la ciudad.  Después de correr durante casi 1 hora me duché y cogí la bici rumbo a Rosenthaler Platz para encontrarme con Thaty, mi amiga brasileña que conocí nada más llegar mientras iba a la Volkshochschule a aprender alemán. Hace 2 semanas que no nos vemos, todo un récord pues solemos vernos con bastante frecuencia, pero desde que yo no voy a la escuela se hace más difícil. Decidimos entrar a la cafetería del Circus, el Hostel donde hace años cuando vine por primera vez a Berlín me hospedé, buenos tiempos aquellos, buenos recuerdos también. Nunca más he vuelto a entrar, y eso que paso por aquí casi a diario. Los domingos tienen un buen desayuno en la cafetería, un buffet bien surtidito por sólo 5 euros, mucho mejor que muchos brunch de la ciudad que alcanzan los 8 y 9 euros. Conversamos, nos ponemos al día después de tantos días sin vernos, se siente bien cuando te das cuenta de que has encontrado personas importantes en este nuevo viaje, personas que hacen que Berlín sea más excitante, pero también más cálido, menos gris y con más color. Mi amiga me cuenta de lo peculiares que le parecen los hombres alemanes, sus costumbres, lo diferente que son respecto a los hombres brasileños cuando les gusta una mujer e intentan conquistarla. Pero esto será otro capítulo… Salimos a la terraza a tomar el sol y beber café, necesito cafeína, llevo días sin tomar café con cafeína y mi cuerpo lo siente, estoy con un sueño perenne. Tras la charla bajamos hasta Oranienburgerstr. donde Thaty ha quedado con una nueva Tandem Partner que va a conocer. Yo sigo en la bici rumbo a Tiergarten, me apetece aprovechar el día y pasear por ahí, perderme un poco por zonas por las que no paso regularmente.

cancillerías

Columna de la victoria

Bordeo el Reichstagufer, un camino que hay junto al río Spree, paso cerca de la Haus der Kulturen der Welt, paro, hago algunas fotos, sigo y paso frente al Schloss Bellevue -donde vive Angela Merkel- y luego me acerco hasta la Siegessäule, la columna de la victoria que conmemora la victoria de Prusia sobre los daneses en 1864.

Justo a uno de los lados de la rotonda se encuentra el monumento a Bismarck, he pasado por aquí algunas veces pero nunca me he parado a mirarlo, así que aprovecho hoy para verlo con calma. Me impacta la figura de un hombre que lleva un orbe sobre su espalda, hay un gran dramatismo en su postura, en su rostro. Continuo mi camino por la Altonaerstr. para ver los edificios del Hansaviertel, un barrio que fue construido a finales de los años ’50 por importantes arquitectos del momento como Walter Gropius, Oscar Niemayer o Alvar Aalto. Paseo junto a los edificios muy detenidamente, fijándome en cada detalle, adoro la arquitectura, y el proyecto que se creó aquí en 1957 fue todo un ejemplo de arquitectura racionalista y funcional, en el que se da prioridad al confort, a las necesidades de habitabilidad del espacio, se aprovecha la luz al máximo y a pesar de ser edificios predomina la horizontalidad, los ventanales, las plantas poco compartimentadasPB151387 Vuelvo a coger la bici y esta vez me aventuro hacia Charlottenburg, un barrio al que voy bien poco. Tengo que confesar que Berlín oeste me gusta poco, no encuentro el Berlín que a mí me gusta en esta parte de la ciudad, podría ser cualquier barrio en cualquier ciudad, pero no “mi Berlín”. Llego a la Ernst-Reuter Platz y subo por la Otto-Suhr-Allee, y confirmo mis sospechas, no me gusta el barrio, me parece muy impersonal, con poco encanto, pero sigo hasta la Luisenplatz y por primera vez que yo recuerde paso por delante del Schloss Charlottenburg, uno de los palacios que los Hohenzollern tenían en Berlín. Ahora se pierde un poco la perspectiva de la fachada desde la calle pues han montado unas casetas para el tradicional mercadillo de Navidad de todos los años. Parece mentira, estamos a mediados de noviembre y ya hay mercadillos de Navidad, y aún falta más de un mes, con este tipo de cosas las fechas como estas dejan de ser algo especial. Bajo luego hasta la Ku’damm, hace tiempo que no vengo por aquí de hecho esta semana quiero hacer algún paseo por la zona para explorarla más a fondo, pero de día. Ahora ya es noche cerrada y tras casi 4 horas pedaleando por la ciudad empiezo a tener ganas de volver a casa.

Anuncios

2 pensamientos en “siguiendo el Spree

  1. Ya te puedo ver on line sin el reader,vaya,he visto que has elegido la misma plantilla que yo,creo que es de las +guapas,el azul ,felicidades por el blog,lo de jalar,yo pille 10 kilos en pais vasco,mi viejo empzaba a llamarme gordito para putearme jajjaa,los kilos se fueron quedando en el camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s